fbpx
¡Aprovecha los días más HOT, UP TO 75% en Makeup!
BLOG

Cuando existen varias problemáticas igual de importantes, ¿cuál atiendes primero?

todos los caminos llevan a roma

 

Puedes enfocarte en la que sea más sencilla de resolver en el menor tiempo, o bien;  elegir la más compleja para que las demás te parezcan menos agobiantes, empezar por la que beneficiará a la mayor cantidad de involucrados o también podrías hacer un poco de todas e ir midiendo progresivamente el avance. Sin embargo, si algo queremos que sepas es que ningún método es más o menos exitoso. Cada problema tiene su complejidad, cada tarea merece su tiempo, los resultados generan diferentes impactos positivos o negativos y los indicadores pueden darnos un parámetro que nos expliquen qué tanto se erradicó el problema y si hubieron mejoras en la situación atendida.

Queremos que reflexiones:

¿Qué es más relevante en México: la guerra entre Israel y Gaza o el huracán de Acapulco?

¿Qué atacarías primero: la explotación infantil o el calentamiento global?

¿A cuál le darías mayor visibilidad: al consumo responsable o al maltrato animal? 

La realidad es que no podemos compararlos ni priorizarlos y dependerá del cristal con el que sea mirado. A la fecha no hay metodología que defina qué es más importante cuando existen causas y efectos multifactoriales. Todo debe ser atendido y todo está conectado. El progreso, el desarrollo y el crecimiento van en función a cada variable, población, ubicación geográfica y muchos aspectos más, aunque por más que lo analizamos creemos que la verdad absoluta es que todos vivimos en el mismo mundo y eso nos obliga a mantenernos unidos y enfocados.  

Para cada causa y objeto social existen personas, organizaciones, empresas y organismos trabajando todos los días y queremos que te unas a la que te resulte familiar, a la que te llame a ser mejor persona, a la que te llene el alma, si buscas... encontrarás aquella que te mueve y en la que puedes aportar.

¿Conoces el concepto iKIGAI?

En japónes significa “razón de vivir o razón de ser”.

iki (生き) se traduce como vida y gai (甲斐) como valor.

Los conocedores de la cultura japonesa explican que en realidad IKIGAI más que un concepto es una filosofía de vida, es decir; el autoconocimiento constante nos lleva a la felicidad pero también al cumplimiento de nuestro propósito.

El fusionar lo que amas con lo que necesita el mundo puede llevarte a encontrar para lo que eres bueno y por supuesto también a lo que te ayudará a ganar dinero. O sea: tu pasión te permitirá encontrar tu vocación, que al mismo tiempo puede permitirte el desarrollar una profesión que cumplirá con tu misión. ¿Parece simple verdad?

Si te gustó la lectura, en el próximo blog profundizaremos y les compartiremos más sobre este interesante conocimiento ancestral que bien ha ayudado a muchas personas a formar parte de algo más allá que el aquí y el ahora: la trascendencia.

Un granito de arena

Bien dicen que “nunca digas nunca” y tampoco digas “todo siempre” o “nunca nada”. La vida no es blanca ni negra y uno lo aprende con el paso del tiempo y las experiencias. Si alguien más apoya causas que tu no comprendes, simplemente no interfieras, alégrate por ellos y recuerda que hay una causa social esperando a que te sumes y ayudes a cambiar el mundo de alguien. La mejora continua se logra con pequeños cambios constantes, en este caso: con acciones individuales, “hacer una buena acción cada día” construye dentro de un consciente e inconsciente colectivo y mejoramos el macrosistema del que formamos parte (“Deja el mundo en mejores condiciones de como lo encontraste”- Baden Powell).

Por último…

Te recomendamos el libro “Muchas vidas, muchos maestros”- Brian Weiss, de ahí podrás obtener inspiración y aprender que cualquiera nos enseña algo en la vida y que todos aportamos a otros sin saber que lo que le enseñes le ayudará en algún momento inesperado y simplemente no podremos saber qué tanto impactaron nuestras palabras pero sí nuestras acciones: haz el bien sin mirar a quien, punto.

Sé la persona que tu perro cree que eres…

Sé el maestro que necesitaste tener…

Sé el amigo incondicional que te hizo falta en ese momento difícil…

Y especialmente… sé amable con las personas a tu alrededor, a veces no sabemos por lo que están pasando y una simple sonrisa puede ayudar a mejorar su día.

En pocas palabras, todo suma siempre y cuando tu corazón y acciones hablen desde la congruencia, el amor, la abundancia pero sobretodo LA GRATITUD.

No olvides dar like, compartir, comentar, enviar despensas a Acapulco, rezar, mandar buenas vibras… lo que tu energía te dicte para contribuir a quien más lo necesita hoy.

 T E A M   M O N A I.

Conoce más de NOSOTROS, aquí.

Post relacionados